martes, diciembre 02, 2008

Hay que conocerlos


Me gustan las personas que consiguen desconcertarme. Esas que nunca sabes en qué piensan o cuál va a ser su siguiente paso.
Les miro y me quedo embelesada, mirándoles como una idiota con los ojos y la boca bien abiertos. En mi línea cinematográfica, pienso: "Cuando haga una película, meteré a un personaje así." Pero luego me doy cuenta de que es imposible. ¿Qué dirían? ¿Cómo actuarían?
En el mundo hay millones e personas, muy distintas. De vez en cuando, hay alguien que sobresale del resto(si Leti, son esas personas a las que me refiero). Personalidades que darían de qué hablar durante siglos.

F es una poeta. No sé si son sus ojos o su cerebro, pero ella ve la realidad de forma distinta que el resto de mortales. Le da igual: un mosquito, un africano con zapatos blancos, sus viajes de infancia en una furgoneta-cuarto de estar... A todo le saca lo poético, lo hermoso. Se emociona con un detalle minúsculo. Se le pone la piel de gallina con cada historia, aunque sea una nimiedad.

J es mi profesor. Es un "friki" buscasetas montañero con alma, y pluma, de escritor. Cuando le conoces piensas que ya conoces todo de él. Hasta que un día da un giro radical y se enternece leyendo un relato de un niño. ¿Que se enternece? Sí, a su manera, pero se enternece. Nos lee con detenimiento y llega hasta el fondo.
- Tú lo que querías era enseñar... -dice con su voz profunda de sabio paciente. Y es el turno del alumno de quedarse pegado a la silla irradiando luz roja de tus mejillas.

-¡Brillante! ¡Es usted brillante! ¡Escalofriante! -grita G.
Grita, chilla, pero no está enfadado. Sólo que él es (en palabras suyas) vehemente. En clase da cinco vueltas a la mesa mientras se presenta. Me lo imagino dando un salto estilo Tarzán, encaramándose a la mesa. Luego se colocaría bien el traje (es todo un señor) y gritaría:
- ¡Señores, hay que darle a la esponjita que tenemos en la cabeza!

M parece un dibujo animado. Ve la facultad en Technicolor. Anda encorvada, abrazada a su carpeta. Te mira de reojo, da un gritito curvando las cejas, un salto y se encamina hacia ti. "Eso no es cierto y, además, es falso" diría ella.

No sé si tendréis la suerte de conocer a gente así. A mí cada vez se me ocurren más cosas que contar y más personas de las que hablar. Pero siento que es inútil.
Es imposible describirlas, hay que conocerlas.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno, María! Me ha encantado! Qué suerte tenemos de conocer a gente así, verdad? Por cierto, no soy Leti sino: LA NIEBLA (y lo que ella esconde...)

María Del Rincón dijo...

Mira, que llevo toda la noche con la nieblecita de las narices. Por cierto, un día tengo que hablar de esa película (si se la puede llamar así)

María Del Rincón dijo...

Por cierto gracias por los comentarios. Últimamente estoy desanimada porque no me haceis ni caso. ¡Necesito comentarios!

Barry dijo...

Veo que se me confunde por ahí. En fin... Yo también conozco gente así, pero no me cabe en un comentario. Bueno, lo intentaré:

G es un ser muy peculiar. Alta, delgada. Siente afición por los libros de las estanterías. Tanto, que en cuanto creció lo suficiente trató de agarrarlos. A veces saca un poco la cabeza por la ventana para que le dé el aire, pero como es muy friolera, enseguida tiene que volver a meterla. Le gusta trepar por palos y escaleras, y respirar a pleno pulmón por las noches con la esperanza de ahogarme algún día.

María Del Rincón dijo...

¡Un saludo a Grace!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...