lunes, marzo 23, 2009

El Padrino. Comienzo

Una de las presentaciones más llamativas del cine. La iluminación cenital fue algo rompedor que no se había usado hasta entonces y que se llevó muchísimas críticas, aunque luego sirvió de modelo.

3 comentarios:

Borja Echeverría Echeverría dijo...

Buena película, (nunca la he visto entera. Lo de la iluminación cenital fue un puntazo desde luego, ya lo dijo el de com. audiovisual jej.

Raquel dijo...

Hablar de los clásicos siempre es un éxito. ¿Te publicaron en el mundo, no? A ver si la publicas!

Un saludo!

maRia dijo...

Tendré que ver la película, me han hablado muy bien de ella. Sobre todo de un plano donde solo se ve una ventana y unos pies dando patadas... es muy angustiosa pero me han dicho que está muy bien.
Así que, cuando la vea, podré hacer un comentario más decente...
¡ánimo con el Gombrich!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...