viernes, enero 01, 2010

El arte y su función

Estos días estoy disfrutando mucho en España. La vuelta fue estupenda y cada día disfruto más al encontrarme con cosas que hacía tiempo que no veía.
Una de esas cosas han sido las iglesias. No es que en Glasgow no haya iglesias, pero no es lo mismo. Aparte de que el arte español es de gran categoría, aquí las iglesias siguen siendo de gran belleza porque siguen teniendo el mismo significado y función que cuando se construyeron.

No estoy defendiendo una postura funcionalista del Arte, pero para entenderlo realmente, hay que conocer el contexto y la finalidad de la obra.
Una de las cosas que más me impresiona de Glasgow es el hecho de que muchas iglesias tengan otras funciones, como bares, rocódromos, salas de conferencias. La Iglesia (sobre todo protestante) al no poder mantener económicamente el edificio, lo vende. Y eso es lo que pasó con Oran Mor, una iglesia que ahora es un bar-sala de eventos.

Al ver el interior del edificio me pareció algo ridículo y fuera de tono, como quien tiene en su cocina una estatuilla de inspiración clásica a modo de abrebotellas o quien lleva una camiseta con una copia de la Creación de Miguel Ángel que se encuentra en la Capilla Sixtina.

Para entender el Arte, como ya he dicho hay que conocer algo de su contexto. Nunca disfrutaremos de una iglesia barroca sin verla en su contexto de la Contrarreforma, ni de una escultura de los dioses griegos si no sabemos qué dios es ni que era una escultura para el culto, ni de las máscaras africanas si las vemos como decoración, ni de un cuadro de estilo rococó sin hablar del placer del arte.Hace dos veranos fui a visitar la Catedral de Burgos y me dio pena ver que se había reservado una pequeña y destartalada capillita para el culto. Nunca apreciaremos de verdad esa gran catedral si no pensamos en ella como un "palacio" para Dios. Un edificio en que cada fresco, cada tracería, cada relieve era trabajado con la única finalidad de agradar a Dios, de darle un templo.
Pero ahora nos encanta el Arte por puro placer (¿será un nuevo rococó cultural?). Y sacamos las esculturas de sus hornacinas y los relieves de sus muros de origen. Solo espero que las grandes catedrales españolas no acaben siendo otro Oran Mor.

2 comentarios:

NESTOR MONTES dijo...

ES UNA IMAGEN MUY HERMOSA,DISCULPAME QUE ESTABA NAVEGANDO POR AQUI Y ENCONTRE TU BARCO,QUICE NAVEGAR EN EL Y ME PARECE MUY INTERESANTE,ESPERO ME PERMITAS SEGUIRTE,SOY COLOMBIANO Y ME GUSTARIA SEGUIR TUS ESCRITOS

María Del Rincón dijo...

Muchas gracias, Nestor. Bienvenido a este barco que pretende surcar varios mares.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...