viernes, junio 04, 2010

The Illusionist (Burger, 2006)


Todo el mundo me decía que El Ilusionista me iba a encantar. Pues bien, me gustó.
La película comienza con Paul Giamatti contando el pasado de Eisenheim. Hijo de un carpintero en el Imperio Austro-húngaro, conoce a un mago que despierta en él un gran interés por los trucos. Empieza a convertirse en un joven con talento. Conoce a la joven Duquesa Sophie von Teschen y, por supuesto, se enamoran a pesar de ser un "amor prohibido". Pasa el tiempo y Eisenheim es ahora un afamado ilusionista que tiene a toda la ciudad de Viena cautivada. Sus trucos son asombrosos. El Príncipe heredero acude a una de sus funciones y hace que su prometida suba al escenario como "voluntaria". Y, claro, esa hermosa muchacha es la joven Sophie.
Reencuentro, que bonito... Amor un tanto más prohibido. Tenemos a la joven guapísima que va a casarse con el malo malísimo del Príncipe. Y el malo-malísimo se huele algo, así que manda al Inspector Uhl a seguir a los pimpollos. Porque a todo esto, ella va a casa de él (un poco extraño, una mujer sola por la noche) y después de la típica discusión "te fuiste, me olvidaste..." se reconcilian mucho. Escena de cama, que no pega nada con la ambientación de la película (en Howards End se soluciona mucho mejor y de acuerdo con el estilo). Bueno, el caso es que ella, decidida a abandonar al Príncipe, se encara con él, y... acaba muerta. Demasiado pronto para que la muchacha muera, se intuye que algo que no sabemos se avecina.
Bueno, la película se salva por la magistral interpretación de Giamatti y por la ambientación. Bueno, los efectos especiales de los trucos son geniales también, Edward Norton no está mal y la fotografía muy trabajada. Al final la historia da un giro, esperado y no muy bien explicado, pero que resulta sorprendente para la mayoría.
No es que me haya parecido horrible, pero sí previsible.

3 comentarios:

amaya dijo...

María, por favor, falta una dosis de romanticismo en tu blog...

A mí me encanta esa película, es verdad, que no me acuerdo mucho, pero la ambientación, los trajes, las carrozas, caballos, Viena y Eduard Norton consiguen que todo lo previsible que sea de igual, no?

¿Cómo te va todo?

María Del Rincón dijo...

Amaya, ya digo que la ambientación es alucinante, quizás no quede demasiado recalcado. Y para nada quiero dejar mal la película. Norton está bien, pero quien creo que salva la película es Giamatti, y, sí, también la iluminación, ambientación y fotografía.
Por aquí todo genial, ahora en Londres por dos días.

Maria Crosas dijo...

Me encanta esta película. Creo que el actor también acompaña, pero la trama está muy buen buscada. No creo que caiga en el tópico.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...